Terapia Visual

Hay ciertos problemas visuales que no se pueden solventar con la prescripción de unas gafas  (corrección optométrica). En ciertas ocasiones la mejor estrategia de tratamiento es lo que denominamos terapia o ejercicios visuales.

Podríamos definirla como un  tratamiento personalizado prescrito para desarrollar, mejorar o intensificar ciertas habilidades visuales cuya alteración impide un proceso visual normal

Consiste en la realización de ciertos ejercicios visuales con la finalidad de mejorar las habilidades visuales que están alteradas.

La terapia visual puede ser usada para un gran número de condiciones visuales. La terapia efectiva requiere que las habilidades visuales sean desarrolladas e integradas con otros sistemas para que se vuelvan automáticas, permitiendo a los individuos a alcanzar su máximo potencial. Las metas de un régimen de terapia visual prescrito son obtener los resultados visuales esperados, aliviar los signos y síntomas de los problemas, conocer las necesidades del paciente y mejorar su calidad de vida.

Las mejoras que se observan con la terapia visual son en las siguientes áreas:

  • desempeño académico (lectura, escritura, deletreo, matemáticas, terminar las tareas a tiempo, disfrutan la lectura, independencia al hacer sus actividades, menos dificultad),
  • síntomas (reducción en la fatiga, mejora o  eliminación de la visión doble, comodidad con tareas visuales sostenidas, mejor percepción de profundidad, ojos derechos),
  • coordinación (destrezas motoras gruesas y finas mejores, menos torpeza, participación en deportes, mejor equilibrio).

En referencia a las dificultades en el aprendizaje se sabe que gran parte de ellas se deben a un pobre desarrollo de las habilidades visuales.

Las principales habilidades visuales a las que nos referimos son:

  • Motilidad ocular: la podríamos definir como la capacidad para dirigir los ojos hacia un punto de interés, seguir objetos en  movimiento y fijar objetos de forma precisa y eficaz. Son especialmente importantes en la lectura y los deportes.
  • Enfoque: es la capacidad para enfocar objetos lejanos y próximos y alternar esta visión lejos/cerca de forma rápida y precisa.
  • Visión binocular: capacidad de que los dos ojos funcionen conjuntamente de forma precisa. Cuando miramos un objeto los dos ojos han de dirigirse hacia el mismo punto y se ha de formar una única imagen común con información procedente de ambos ojos. Este proceso es fundamental para poder desarrollar lo que llamamos percepción de profundidad.
  • Percepción de profundidad: nos permite determinar la distancia entre los objetos y ver de forma tridimensional.
  • Memoria visual: capacidad de formar imágenes mentales y almacenarlas para poder utilizarlas en un futuro o bien para que nos ayuden a formar nuevas imágenes.
  • Discriminación visual: es la capacidad para reconocer y aislar una imagen conocida de entre un conjunto.

 

La terapia visual ha demostrado ser efectiva en la ayuda de problemas de distinta naturaleza y especialmente en los problemas de aprendizaje relacionados con la visión

En Área Oftalmológica Avanzada contamos con un gran equipo de profesionales dedicados al cuidado íntegro de la visión, ofreciendo distintos tratamientos, según requiera cada paciente, con la finalidad de garantizar un perfecto desarrollo y funcionamiento de la visión.